9.2 C
Madrid
miércoles, diciembre 1, 2021

Lo más reciente

El pequeño y ‘sucio’ secreto del origen de la muñeca Barbie

Conoce a Bild Lilli, el pequeño y sucio secreto que los creadores de Barbie esperaban que todos olvidaran.

Durante muchos años, la muñeca Barbie ha sido el prototipo ideal de la mujer estadounidense. Se le conoce tanto por su buena apariencia y su extenso guardarropa como por su impresionante lista de profesiones. Sin embargo, los orígenes de Barbie no son tan inocentes, ni estadounidenses, como se cree.

- Anuncio -

En 1956, Ruth Handler y su hija Barbara viajaron a Suiza para darse unas vacaciones. Allí, a Barbara le gustó una muñeca alemana llamada Lilli. Handler decidió llevarse tres de las muñecas a casa con ella, donde trató de presentar una idea similar a su esposo y socio comercial, un cofundador de la empresa de juguetes Mattel, Inc.

La idea dio resultados. En 1959, la versión de Mattel de Lilli, llamada Barbie, se mostraba en los estantes y se comercializaba para niñas pequeñas. Pero la predecesora de Barbie tenía una historia de fondo mucho más madura (y atrevida).

Barbie y Bild Lilli
La Barbie original (izquierda), comparada con Bild Lilli.

En 1952, el dibujante Reinhard Beuthien creó por primera vez el personaje de Lilli para llenar un espacio vacío en el tabloide alemán Bild-Zeitung. Beuthien convirtió a Lilli en una gatita sexual: desinhibida, ingeniosa e independiente. Se mantenía a sí misma como secretaria, pero a menudo salía con hombres mayores por su dinero.

En una historieta, Lilli aparece desnuda excepto por el periódico para cubrir su cuerpo, y le dice a un amigo:

Tuvimos una pelea y él se llevó todos los regalos que me dio.

En otra, Lilli usa un bikini mientras un policía le dice que un atuendo de dos piezas tan revelador ha sido prohibido, a lo que ella bromea:

Ah, y en tu opinión, ¿qué parte debería quitarme?

Lilli
Historietas de Bild Lilli de la década de 1950.

Lilli se convirtió en una sensación en Alemania. Según la revista Time, era tan popular que las tabaquerías, bares y «tiendas de juguetes para adultos» comenzaron a vender una versión de muñeca de plástico de ella.

Esta muñeca Bild Lilli era una rubia platinada, un bombón de ojos azules con grandes pechos. Llevaba lápiz labial rojo y delineador de ojos azul. Sus pies estaban moldeados en tacones de aguja negros y tenía las cejas arqueadas y ojos sensuales que miraban con picardía.

La muñeca personificaba los omnipresentes ideales masculinos de la belleza y el encanto femeninos, elaborada para emular los objetos de la vida real de los deseos de los hombres.

Pero las chicas jóvenes también codiciaban a Bild Lilli. Para sacar provecho de este mercado floreciente, los fabricantes pronto vendieron muebles y casas de muñecas para Bild Lilli por separado.

Bild Lilli
Muñeca Bild Lilli en 1955.

Así entonces, Ruth Handler vio en Bild Lilli una oportunidad. Después de presentarle la muñeca a Mattel, Handler hizo algunas modificaciones leves, como darle a la muñeca pies reales y quitarle los pendientes.

Poco después Handler debutó con su creación, a la que llamó Barbie (un hipocorístico del nombre de su hija), en la American International Toy Fair de 1959. La Barbie original compartía casi todos sus atributos físicos con su contraparte alemana. De hecho, los ojos de Barbie, como los de Bild Lilli, se hicieron para mirar hacia un lado y no se modificaron para mirar hacia adelante hasta 1971.

Sin embargo, reproducir a Bild Lilli no sería tan fácil como pensaba Mattel. En 1961, Greiner & Hauser, el fabricante de Bild Lilli, demandó a Mattel por infringir su patente revolucionaria para la articulación de la cadera de su muñeca. Los abogados llegaron a un acuerdo extrajudicial dos años después, y en 1964 Mattel compró los derechos de autor y las patentes de Bild Lilli.

Ruth Handler
Ruth Handler

Desde ese momento, Mattel se adueñó del pequeño y «sucio» secreto del origen de Barbie y lo enterró lo más profundo posible. Aún así, cuando Barbie ascendió a la cima del mundo de los juguetes, la muñeca favorita de Estados Unidos generó sus propias controversias.

Por una parte, Barbie ha sido acusada de perpetuar problemas de imagen corporal negativa en mujeres jóvenes debido a la pequeña cintura y el gran busto de la muñeca, una figura inalcanzable para la mayoría de las mujeres. Una encuesta de 2006 encontró que las niñas expuestas a Barbie «reportaron una menor estima corporal y un mayor deseo por una forma corporal más delgada».

No obstante, Ruth Handler siempre tuvo claro el propósito de su muñeca:

Toda niña necesitaba una muñeca a través de la cual proyectarse en el sueño de su futuro. Si iba a hacer un juego de roles de cómo sería cuando tuviera 16 o 17 años, sería un poco estúpido jugar con una muñeca que tenía el pecho plano. Así que le di unos pechos preciosos.

Aunque Barbie ha generado polémicas sobre la imagen corporal, los ambiciosos objetivos profesionales de la muñeca (ha sido, entre otras cosas, astronauta, piloto de la fuerza aérea y jugadora de béisbol, trabajos generalmente reservados para los hombres), como señaló The Economist en un artículo, motivaron a muchas niñas a convertirse en lo que quieran.

Barbie
Exposición sobre Barbie en Milán.

De hecho, una muñeca multifacética e inspiradora era lo que buscaba su creadora:

Al crear a Barbie, mi filosofía fue que, a través de la muñeca, las niñas pudieran llegar a ser todo lo que quisieran. Barbie siempre ha representado a una mujer que elige por sí misma.

Indistintamente de la posición que adoptes sobre Barbie, seguramente la controversia en torno a la muñeca no se desvanezca pronto. Después de todo, estamos hablando de la muñeca más famosa del mundo cuya base de creación es una gatita sexual alemana.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -

No te pierdas

- Anuncio -