27.2 C
Madrid

La sorpresiva y trágica muerte de Steve Irwin, El cazador de cocodrilos

Una mantarraya de repente lo apuñaló en el pecho.

A mediados de la década de 1990, Steve Irwin saltó a la fama como el popular presentador de la serie televisiva El cazador de cocodrilos. Con su pasión desenfrenada por los animales y los abrumadores encuentros con criaturas peligrosas, el experto australiano en vida silvestre se convirtió en sinónimo del programa que llevaba su perdurable apelativo.





Aunque a muchos les preocupaba la seguridad de Irwin, él parecía encontrar siempre una manera de salir de cualquier situación difícil. Pero su pericia no sería infalible.

El 4 de septiembre de 2006, Steve Irwin murió repentinamente después de ser atacado por una mantarraya mientras filmaba en la Gran Barrera de Coral.





Tal vez lo más impactante de la forma en que murió Steve Irwin fue el hecho de que las mantarrayas son criaturas naturalmente tranquilas que generalmente se alejan nadando cuando se asustan.

Entonces, ¿por qué esta mantarraya lo atacó? ¿Qué le pasó a Steve Irwin el día que murió? ¿Y cómo un hombre conocido por dominar a cocodrilos y serpientes fue asesinado por una criatura tan dócil?

La vida temprana de Steve Irwin

Nacido el 22 de febrero de 1962 en Upper Ferntree Gully (un suburbio de Melbourne, Australia), el destino de Steve Irwin parecía ser trabajar con la vida silvestre. Después de todo, tanto su mamá como su papá eran notables entusiastas de los animales.




Steve Irwin
Foto: Zoológico de Australia a través de Getty Images.

En 1970, la familia se había mudado a Queensland, donde los padres de Irwin fundaron Beerwah Reptile and Fauna Park, ahora conocido como Zoológico de Australia.

La infancia de Steve Irwin estuvo rodeada de animales. Desde niño, al parecer siempre tuvo un sexto sentido cuando se trataba de criaturas salvajes. De hecho, atrapó su primera serpiente venenosa cuando solo tenía 6 años.

A sus 9 años, según algunos informes, luchó con su primer cocodrilo bajo la supervisión de su padre. Con una educación en un entorno así, no sorprende que Steve Irwin se convirtiera en un experto en vida salvaje como su padre, Bob Irwin.

Así fue descrito una vez por su esposa Terri:

Es como si Tarzán se combinara con Indiana Jones.

La relación de Irwin con su esposa fue tan atrevida como su relación con la vida

En 1991, Irwin tuvo la oportunidad de encontrarse con la naturalista estadounidense Terri Raines mientras visitaba el parque que fundaron sus padres. En ese momento, Steve se había hecho cargo de la gestión. Terri describió su encuentro como «amor a primera vista» y la pareja se casó solo nueve meses después.

La relación de Irwin con su esposa fue tan atrevida como su relación con la vida
Steve Irwin y su esposa, Terri, con un cocodrilo.

Poco después de que la pareja se casó, Steve Irwin comenzó a atraer la atención de los medios. A principios de la década de 1990, él y su esposa comenzaron a filmar videos sobre la vida silvestre para una nueva serie llamada El cazador de cocodrilos. Un gran éxito en Australia, que posteriormente fue llevada a la TV estadounidense a finales de los 90.

En el programa, Irwin era conocido por conocer de cerca a algunos de los animales más peligrosos del mundo, como cocodrilos, pitones y lagartos gigantes.

Y eso enloquecía a la audiencia.

El controvertido cazador de cocodrilos

El amor de Steve Irwin por la naturaleza, las atrevidas interacciones con la vida silvestre y su característica expresión «Crikey!» lo convirtieron en una amada celebridad internacional.

Pero a medida que su fama se disparó, el público comenzó a cuestionar sus métodos, que muchas veces fueron descritos como imprudentes. Rex Neindorf, propietario del Centro de reptiles Alice Springs de Australia, recordó que la extrema confianza de Irwin con los animales a veces nublaba su juicio.

Esto dijo Neindorf, refiriéndose a un incidente de 2003 en el que Irwin se encontró con un lagarto de dos metros de largo:

Le dije explícitamente que no manipulara [al lagarto] y que usara una escoba, pero Steve me ignoró por completo. Terminó con unas 10 marcas de dientes en el brazo. Había sangre por todas partes. Ese era Steve el animador. Era un verdadero showman.

Pero Irwin generaría aún más controversia cuando en enero de 2004, el público lo vio alimentando a un cocodrilo mientras cargaba a su hijo Robert, que solo tenía un mes.

El controvertido cazador de cocodrilos
Steve Irwin, con su bebé en brazos, y el cocodrilo, en una imagen televisiva. (AP)

Irwin luego se disculpó en varios canales de televisión. Apareció en el programa Larry King Live y afirmó que el ángulo de la cámara hacía que el cocodrilo pareciera mucho más cercano de lo que realmente estaba.

He estado alimentando cocodrilos con mi hija mayor Bindi durante más de cinco años. Nunca pondría en peligro a mis hijos.

Si bien los colegas de Irwin argumentaron que era cauteloso con la seguridad, su relación desinhibida con los animales finalmente lo traicionaría.

¿Cómo murió Steve Irwin?

El 4 de septiembre de 2006, Steve Irwin y su equipo de televisión se dirigieron a la Gran Barrera de Coral para filmar un nuevo documental llamado Ocean’s Deadliest .

Tras una semana de filmación, Irwin y su equipo planearon filmar escenas con un tiburón tigre. Pero al no poder encontrar uno, se decidieron por grabar con una mantarraya de dos metros y medio de ancho, para un proyecto aparte.

El plan era que Irwin nadara hasta el animal y que la cámara capturara el momento en que se alejaba nadando.

Nadie podría haber vaticinado el «extraño y fatal accidente oceánico» que sucedería a continuación.

En lugar de alejarse nadando, la mantarraya se apoyó en su frente y comenzó a apuñalar a Irwin con su púa, golpeándolo varias veces en el pecho.

Cómo murió Steve Irwin
La agresión del animal fue registrada por el camarógrafo Justin Lyons, quien acompañaba a Irwin en el trágico momento y grabó todo lo ocurrido.

Así lo contó Justin Lyons, el camarógrafo que filmó la desafortunada escena:

Le atravesó el pecho como un cuchillo caliente a través de la mantequilla.

Lyons no se dio cuenta de la gravedad de la herida de Irwin hasta que lo vio en un charco de sangre. Rápidamente hizo que Irwin regresara al bote.

Según Lyons, Irwin sabía que estaba en problemas y dijo:

Me pinchó el pulmón.

Sin embargo, no se dio cuenta de que la púa realmente le había atravesado el corazón.

Lyons dijo:

Mientras regresamos, le dije a uno de los miembros de la tripulación en el bote que colocara la mano sobre la herida. Mientras tanto, le decimos cosas como: ‘Piensa en tus hijos, Steve, Espera, espera, espera’. Simplemente me miró con calma y dijo: ‘Me estoy muriendo’. Y eso fue lo último.

El camarógrafo agregó que la mantarraya le había hecho tanto daño al corazón de Irwin que era poco o nada lo que se pudo haber hecho para salvarlo.

Muerte de Steve Irwin
Su relación desinhibida con los animales finalmente lo traicionaría.

Steve Irwin tenía solo 44 años cuando murió.

Respecto al motivo por el que la mantarraya fue tras Irwin, Lyons dijo:

Probablemente pensó que la sombra de Steve era un tiburón tigre, que se alimenta de ellos con bastante regularidad, por lo que comenzó a atacarlo.

Según Lyons, Irwin había dado órdenes estrictas de que se registrara todo lo que le sucediera. Eso significó que su terrible muerte y los múltiples intentos de salvarlo fueran captados por la cámara.

El material audiovisual pronto quedó en manos de las autoridades para que lo revisaran. Cuando se llegó a la inevitable conclusión de que la muerte de Steve Irwin fue un trágico accidente, el vídeo fue devuelto a la familia Irwin, quienes luego dijeron que las imágenes habían sido destruidas.

El legado de Steve Irwin

Después de la muerte de Steve Irwin, el primer ministro de Australia se ofreció a realizar un funeral de estado para él. Aunque la familia rechazó la oferta, considerando que no sería apropiada y -en las palabras de su padre- él hubiera preferido ser recordado como un «tipo ordinario».

El legado de Steve Irwin
La familia Irwin en el zoológico de Australia en junio de 2006: -> Robert, Terri, Steve y Bindi.

Después de varios años, la historia de cómo murió Steve Irwin sigue siendo desgarradora. Sin embargo, el legado de Irwin como un educador entusiasta de la vida silvestre todavía se venera hasta el día de hoy. Y su compromiso con la conservación continúa con la ayuda de sus dos hijos, Bindi y Robert Irwin.

Los dos hijos de Irwin, además de participar en varias series y películas relacionadas con animales, se han convertido en conservacionistas de la vida silvestre como su padre.

hijos de Irwin
El legado de Steve Irwin lo continúan su esposa y sus dos hijos, Bindi y Robert.

No hay duda de que Steve Irwin inspiró a sus hijos a continuar con su legado. Y está claro que están decididos a asegurarse de que su amor por los animales nunca se olvide. Esto dijo una vez Bindi Irwin:

Papá siempre dijo que no le importaba si la gente lo recordaba, siempre que recordaran su mensaje.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -