19 C
Madrid
viernes, septiembre 17, 2021

Lo más reciente

¿Realmente el guepardo es el animal más rápido de la Tierra?

Si le preguntas a cualquier persona cuál es el animal más rápido de la Tierra probablemente te dirá que es el guepardo. Pero el enfoque en el veloz felino ha robado la atención de otras especies mucho más rápidas que incluso triplican la velocidad del guepardo. ¿Quiénes son los velocistas del reino animal que se suelen omitirse?

- Anuncio -

Sin duda, el guepardo (Acinonyx jubatus) es sumamente rápido. De hecho, es el animal más veloz de la tierra. Con velocidades máximas documentadas de 103 km/h, el guepardo supera fácilmente a otros animales veloces, como los caballos de carreras, llevándose el título de animal terrestre más rápido del mundo. incluso algunas estimaciones de su velocidad máxima están alrededor de los 113 km/h, según señala el Instituto de Biología de Conservación y Zoológico Nacional Smithsonian .

La mezcla entre la longitud de su pierna, tamaño de los músculos y una zancada larga le da al guepardo la anatomía ideal para correr por la tierra, explicó John Hutchinson, profesor de biomecánica evolutiva en el Royal Veterinary College de Londres. Además, un modelo de 2017 basado en 474 especies terrestres y marinas, que van desde ballenas hasta moscas, demostró que la velocidad está estrechamente relacionada con el tamaño. La velocidad aumenta con el tamaño hasta alcanzar un nivel óptimo. Más allá de ese nivel óptimo, los animales más grandes se vuelven más lentos porque requieren más energía para acelerar.

Un guepardo tiene el tamaño medio óptimo para la velocidad, dijo Hutchinson.

Un guepardo tiene el tamaño medio óptimo para la velocidad
Un guepardo corre en el Parque Nacional del Serengeti. (Crédito de la imagen: Winfried Wisniewski a través de Getty Images)

No obstante, los guepardos son solo los animales más rápidos en tierra en distancias cortas. Eso es porque no persiguen a sus presas a altas velocidades durante largas distancias.

Según un estudio de 2013 publicado en la revista Nature, su estrategia de caza consiste más en acelerar y maniobrar muy rápidamente. Básicamente, su resistencia es limitada.

Al respecto, el profesor Hutchinson señaló:

Los guepardos, como la mayoría de los gatos, no son animales de persecución. Ninguna otra especie terrestre puede llegar a 113 km/h, o incluso a 103 km/h, pero se estima que el antílope berrendo ( Antilocapra americana ) alcanza los 97 km/h y puede sostener una velocidad de 72 km/h durante varios kilómetros.

Pero cuando incluimos animales marinos y aviares, la competencia realmente se calienta.

Muchas aves y peces pueden ir más rápido que un guepardo

Por ejemplo, la velocidad de inmersión de los halcones peregrinos ( Falco peregrinus ) se ha registrado en más de 322 km/h, según declara Guinness World Records.

Se ha medido que el vencejo común ( Apus apus ) vuela a 111 km/h, y se estima que el vencejo mongol ( Hirundapus caudacutus ) alcanza velocidades de 169 km/h, según el National Sociedad Audubon.

halcones peregrinos
Ejemplar de halcón peregrino volando – Wikimedia Commons

El océano también tiene una lista de élite de velocistas.

Los marlines negros ( Istiompax indica ) se han registrado a 129 km/h, según indica Britannica, y el pez espadaXiphias gladius ) y el pez velaIstiophorus ) pueden alcanzar velocidades de 97 km/h y 109 km/h respectivamente, según datos del ReefQuest Center for Shark Research.

Así pues, aunque el guepardo tiene bien merecido su lugar entre los animales más rápidos del planeta, capta una fama indebida del centro de atención.

Según Hutchinson:

Una razón es que las velocidades de la mayoría de los animales no se han estudiado a fondo. Las velocidades de los caballos de carreras, los guepardos, los galgos y los camellos se han medido cuidadosa y repetidamente. Los investigadores incluso verificaron que los animales se estaban esforzando al máximo.

Pero las velocidades de la mayoría de los otros animales son solo observaciones y estimaciones. Nos dan una idea de la rapidez con que se mueven estos animales, pero las estimaciones no son datos suficientemente buenos para un científico quisquilloso.

- Te puede Interesar -

Lo más reciente

- Anuncio -

No te pierdas

- Anuncio -