27.2 C
Madrid

Estos son los países que han saqueado insosteniblemente los recursos naturales del planeta

Si bien representan solo una pequeña parte de la población mundial, los países desarrollados tienen un largo historial de extracción desmesurada de materias primas del planeta, y un nuevo análisis hace énfasis en cuán excesivo y perjudicial es realmente este patrón de saqueo.





En una evaluación retrospectiva de casi 50 años de extracción de recursos naturales en el mundo entero, los investigadores hallaron que Estados Unidos y los países más ricos de la Unión Europea fomentaron la mayor parte del uso global excesivo de recursos sobrepasando los umbrales de la sostenibilidad ambiental.

Como explicó en un artículo el antropólogo económico Jason Hickel de la Universitat Autònoma de Barcelona de España:

Los resultados muestran que las naciones ricas tienen la abrumadora responsabilidad del colapso ecológico global y, por lo tanto, tienen una deuda ecológica con el resto del mundo.

Estas naciones deben tomar la iniciativa para hacer reducciones radicales en el uso de sus recursos para evitar una mayor degradación, lo que probablemente requerirá enfoques transformadores posteriores al crecimiento y al decrecimiento.





En un estudio de 2020, Hickel buscó evaluar a nivel nacional la responsabilidad de la crisis climática, identificando los países que rebasaron su parte justa de un umbral seguro de emisiones de CO2 (dióxido de carbono).

En la nueva investigación, el equipo de investigadores liderado por Hickel aplicó el mismo tipo de metodología a la extracción de recursos, que en términos generales se considera un punto de partida clave del comienzo de la degradación ambiental.

El equipo destaca en su análisis retrospectivo que:

El uso global de materiales ha aumentado notablemente durante el último medio siglo, hasta el punto de que, a partir de 2017, la economía mundial consume más de 90 000 millones de toneladas de materiales al año.

Sin embargo, no todas las naciones son igualmente responsables de esta tendencia; algunas naciones usan sustancialmente más recursos per cápita que otras.




Para identificar dónde se encuentran los países en términos de responsabilidad de extracción excesiva, el equipo desarrolló un «corredor de sostenibilidad», que representa un límite global seguro o sostenible para la extracción anual de recursos (medida en miles de millones de toneladas o gigatoneladas) para el período de 1970 a 2017. Luego calculó cuántas naciones superaron o no alcanzaron ese umbral cada año en función del tamaño de su población.

Los resultados muestran que se extrajeron y usaron casi 2,5 billones de toneladas de materiales en todo el mundo durante el período de estudio, con cerca de la mitad de esa cantidad (1,1 billones de toneladas) por encima del corredor seguro y sostenible.

Los países de ingresos altos (según las clasificaciones del Banco Mundial ) fueron colectivamente responsables del 74% de ese uso excesivo, a pesar de representar solo el 16% de la población mundial.

Este exceso de explotación de recursos estuvo liderado por Estados Unidos (que fue responsable del 27% del exceso) y seguido por los países de la UE y el Reino Unido, que en conjunto representaron el 25% del exceso de uso de recursos a nivel mundial.

Un sitio web interactivo desarrollado por los investigadores permite explorar fácilmente los resultados del análisis, comparando países individuales (como China, que representó el 15 por ciento del exceso) o categorías de nivel de riqueza de países (lo que revela que los países de ingresos medianos bajos y bajos nunca incumplieron su cuota justa de uso de recursos en el período, a diferencia de las naciones de ingresos altos y medianos altos).

Además de resaltar la desigualdad global de la sobreexplotación de recursos, los resultados también dejan en claro que el consumo de materias primas debe disminuir drásticamente si el mundo quiere tener alguna posibilidad de abordar las crisis ecológicas.

Como lo advierten los autores del estudio:

Las naciones de altos ingresos necesitan reducir urgentemente el uso de recursos agregados a niveles sostenibles. En promedio, el uso de recursos debe disminuir en al menos un 70 por ciento para alcanzar el rango sostenible.

Según señaló Hickel en Twitter, esta es una cuestión que podría requerir un replanteamiento de lo que realmente debería ser la economía global:

La ‘economía’ es nuestra relación material entre nosotros y con el resto del mundo viviente.

Tenemos que decidir si queremos que esa relación se base en la extracción y explotación, o en la reciprocidad y el cuidado.

Descubre más

Historias similares
- Anuncio -