4 cosas que probablemente no sabías sobre el Oso y el Madroño

4 cosas que probablemente no sabías sobre el Oso y el Madroño

La mayoría de países y ciudades tienen algún símbolo que les representa, y en muchas ocasiones incluye un animal o algún tipo de planta. El símbolo heráldico de Madrid agrupa ambos.

En la famosa Puerta del Sol de Madrid, entre Alcalá y la Carrera San Jerónimo, desde 1967 se levanta una estatua de piedra y bronce de alrededor de 20 toneladas y 4 metros de altura realizada por el español Antonio Navarro Santafé y conocida como El Oso y el Madroño.

Fue el Ayuntamiento de Madrid quien promovió la representación de los símbolos heráldicos de la ciudad y España, para ello se ordenó la creación del monumento, que tuvo un coste de 200.000 pesetas de la época (en euros serían 1.200€)

Pero la historia del Oso y el Madroño como símbolos madrileños va mucho más allá del deseo de esta institución. De hecho, tiene siglos de antecedentes bastante interesantes y que hasta incluyen una larga pugna entre la Villa y la Iglesia.

A continuación, te contamos 4 curiosidades sobre el Oso y el Madroño que probablemente desconocías, desde cambios en su locación hasta la polémica por el sexo del animal.

1. Al principio era solo un oso, sin madroño

Desde hace más de 50 años los madrileños están acostumbrados a ver al oso apoyarse al madroño, pero no siempre fue así. Como relata Francisco Baztán Vergara, en un principio el Escudo de la Villa solo mostraba a un oso pasante.

El Oso y el Madroño y el anuncio de Tío Pepe al fondo.
El Oso y el Madroño y el anuncio de Tío Pepe al fondo.

El plantígrado, que abundaba en la España de la Edad Media, se implementó inclusive desde el año 1212 cuando las milicias que pelearon en la batalla de Las Navas de Tolosa llevaron un estandarte con la figura del animal con siete estrellas en su cuerpo.

Pero, ¿por qué apareció el madroño? Aunque a este árbol se le atribuían propiedades curativas contra la mortífera peste que azotó al mundo en la Edad Media, no hay evidencia de que esta haya sido la razón.

Aunque muchos autores difieren en el porqué de la implementación de este árbol como símbolo, algunos consideran que se debe a la resolución del conflicto de más de 20 años entre el Cabildo de Curas y el Consejo de Madrid por el uso y disfrute de los pastos y árboles que rodeaban la Villa. Después de un largo litigio se acordó que los primeros pasaban a tener dominio sobre los pastos y los otros sobre los árboles.

Para simbolizar el fin del desacuerdo entre ambas partes se decidió incluir un madroño y una nueva postura para el oso.

Fue en el siglo XIII cuando apareció por primera vez el oso rampante apoyado sobre el madroño.

2. Su inauguración se atrasó

Luego de tres meses de arduo trabajo por parte del escultor, la estatua ya estaba lista para su inauguración, la cual estaba prevista a realizarse para el 24 de diciembre de 1966.

Sin embargo, la naturaleza tenía otros planes, pues una gran nevada obligó a que la ceremonia se pospusiera para el 10 de enero de 1967.

3. Cambió de locación

Aunque para su inauguración se consideraron la Puerta del Hierro y la Plaza Mayor como posibles ubicaciones, finalmente se optó por la Puerta del Sol, justo al lado del edificio donde en ese entonces tenía lugar el Hotel París.

No obstante, el monumento fue trasladado en 1986 a la calle del Carmen, para evitar posibles daños durante la remodelación de la plaza.

Cambió de locación
El Oso y el Madroño cambian de ubicación.

Después de 25 años, en septiembre de 2009, una reforma que también incluía un nuevo intercambiador de transportes hizo posible que el Oso y el Madroño volviera a su lugar original.

4. En realidad no es un oso

Una de las polémicas que giran en torno a esta estatua es sorprendentemente el sexo del animal que está parado sosteniendo el madroño. En documentos antiguos, de hecho, se certifica que se trata de una osa.

En su Declaración de las Armas de Madrid, López de Hoyos explica que la osa del Escudo de Madrid está fundamentada en las siete estrellas que conforman la constelación de la Osa Mayor.

Por otro lado, la Enciclopedia Libre Universal describe al animal como “una osa de sable apoyado en un madroño”.

¡Compártelo en tus redes!